Comentario: Quién es el “Haftar del Oeste”? Por M. Sreit

La reunión de París, organizada el martes 25 de julio de 2017, entre el mariscal Jalifa Haftar y el primer ministro libio Fayez Sarraj ha sido recibida positivamente por una gran parte de los libios, especialmente en Trípoli. Aunque parezca temprano – y arriesgado – apostar por un éxito y hablar de paz, son muchos los libios que consideran que la reunión de París supone una iniciativa seria. También hay aquellos que ven en este encuentro la prueba de que el mariscal Jalifa Haftar ha aceptado la “hoja de ruta” que el primer ministro libio anunció hace una semana. De hecho, la propuesta del primer ministro Sarraj, incluye, entre otros puntos destacados, el asunto de las elecciones anticipadas así como la reconciliación nacional; temas que también han sido abordados por los dos líderes libios en París.

Al mismo tiempo, últimamente se han organizado en la capital libia varias reuniones dedicadas al tema de la seguridad. Estas reuniones, encabezadas – y supuestamente promovidas – por Najmi Nakou’, jefe de la Guardia presidencial en Trípoli, no tienen precedente en la historia reciente de Libia. Destacan por la voluntad de Nakou’ de unificar las milicias armadas de Trípoli y ponerlas bajo el control de un aparato militar central. Pero también cabe mencionar que, al organizar estas reuniones, Najmi Nakou’ ha excluido a los representantes de otras milicias importantes en el Oeste, como aquellas basadas en Misrata o en Zintan. La ciudad de Misrata está dividida desde hace tiempo entre quienes están a favor de un acercamiento entre Sarraj y Haftar y los que rechazan este escenario y recomiendan una oposición al líder del este de Libia. No obstante, si el posicionamiento de Misrata tiene importancia, es también porque se trata de milicias originarias de esta ciudad que se encargan de la seguridad del primer ministro Fayez Sarraj así como de varios ministros del Gobierno libio de unión nacional, entre ellos, los ministros de defensa y del interior.

Habrá que ver si las perspectivas que se califican como positivas de la reunión de París se confirman a largo plazo. Mientras tanto, también habrá que tener en cuenta la influencia de ciertos militares sobre la percepción que los libios tienen de la realidad del país. Najmi Nakou’ aparece hoy como una personalidad poderosa con recursos – incluso militares –, mientras que muchos libio siguen viendo a Fayez Sarraj como una persona débil. Además, Nakou’ tiene una ventaja importante: es una figura de consenso desde el punto de vista de los libios del oeste. Eso no implica necesariamente que Nakou’ llegará a tener un papel significativo a nivel político; dicho esto, Nakou’ ha adquirido una reputación de hombre poderoso en un tiempo bastante corto. Además, a día de hoy, hay quienes se preguntan si Nakou’ no podría acabar siendo, a largo plazo, el “Haftar del oeste libio”. Este escenario podemos descartarlo de momento; pero este tipo de rumores siempre hay que tomarlos en consideración, por si acaso.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Back To Top